Desde este nuevo blog podréis conocer muchas cosas relacionadas con el Medio Ambiente: cómo caminar por la montaña, rutas de senderismo, curiosidades de flora y fauna, experiencias y anécdotas vividas... y un sinfín de ideas útiles que nos brinda cada día nuestra Naturaleza.

domingo, 21 de julio de 2019

VIAJANDO POR ESCOCIA - VI -

En nuestro sexto día en Escocia, amanecemos en la isla de Skye, en una casita realmente acogedora y lejos de cualquier parte. Como siempre, para comenzar el día con energía nos sirven un desayuno a base de zumo, té, yogur, salchichas, huevos duros, beicon, tostadas, tomate y fruta. Conversando con la casera, ésta advierte nuestro interés por la Naturaleza y nos recomienda un sitio en el pueblecito de Kyle Rhea, donde hay posibilidad de ver nutrias. No hace falta decir que dejamos la casa directos a Kyle Rhea, aunque por el camino hacemos una parada intermedia para disfrutar de la compañía de algunas highland coos, las lanudas vacas escocesas. Al final no vemos nutrias... ¡pero sí un grupo de focas! Tan panchas, a pocos metros de la orilla, nos miraban con curiosidad mientras sesteaban al sol y nosotros nos hinchábamos a sacarles fotos y disfrutar del espectáculo ¡Qué experiencia más chula!

Y el día no había agotado sus sorpresas. Nada más abandonar la isla de Skye nos detuvimos a contemplar el precioso castillo de Eilan Dolan, el cual, además de tener una belleza especial, cuenta con un valor añadido: sale en la película de "Los Inmortales" como hogar del Clan McLeod ¡Fascinante! Además, para ser un lugar con tanto atractivo turístico, no había demasiada gente, con lo que pudimos disfrutar bastante de la visita.

También pudimos ver (desde lejos) el castillo de Urquart, no tan bien conservado, en nuestra opinión. Eso sí, si buscáis en un mapa dónde se encuentra este castillo, comprobaréis que está en las mismas orillas de... ¡el Loch Ness! Como nuestro siguiente alojamiento estaba en Inverness, pudimos disfrutar a placer de este mítico lugar, visitar el centro de visitantes ¡e incluso ver a Nessie! (en la entrada de una tienda de regalos). Dimos algún paseo por la playa del loch en el pueblo de Dores y luego nos fuimos a nuestro alojamiento en Ardbrae House.

El día siguiente nos saludan desde el jardín al otro lado de la ventana ostreros, conejos, lavanderas, cuervos, aviones, grajillas y mirlos. Un nuevo y copioso desayuno precede nuestra partida hacia Moray's Firth, donde habíamos leído que se podían ver delfines. No tuvimos tanta suerte, ni tampoco cuando dedicamos casi todo el día a viajar hasta Durness para ver más aves marinas. Eso sí, la sensación de chasco quedó atenuada por la belleza de los paisajes y por nuestra visita nocturna a Inverness, una ciudad llena de vida por la noche, y en la que cenamos, pro primera vez, en un restaurante hindú. Y vuelta a descansar a Ardbrae House, que al día siguiente nos tocaban más vivencias. Os dejamos con las fotos de estas dos jornadas ¡Disfrutadlas!




Nuestro alojamiento en la isla de Skye






Las peludas vacas "highland coos"






Tan amorosas como cualquier madre...






Van bien abrigaditas






Saludando a una highland coo






Tumbada en el pasto






A wee highland calf






Otro becerrito lanudo






Una tierna escena






Tumbada sobre una roca






Se lo pasan pipa al sol






Sin ningún estrés






Fresquitas y a gusto






Mirando la costa






Tomando el sol en grupo






¿Será la cabeza de Nessie?






Carita de placer






Gordita pero feliz...






Durmiendo al sol






Lo del fondo es el grupo de focas






Nos devuelven la mirada






El castillo de Eilan Dolan






Un lugar mágico






En el corazón de las Highlands






Puro romanticismo y leyenda






Un potrillo inquieto






El castillo de Urquart, junto al Loch Ness






La caravana de un caza-Nessies






Panorámica del Loch Ness - I -






Panorámica del Loch Ness - II -






Foto junto a la orilla






Panorámica del Loch Ness - III -





¡Es Nessie! ¡No es un montaje!






¡Así de cerca lo vimos!







Nuestro alojamiento en Inverness






La catedral de St. Andrew






En la playa de Durness






Una oveja, la reina de las Highlands






Inverness de noche - I -






Inverness de noche - II -






Inverness de noche - III -






Si tienes dudas, pregúntale a la gaviota









jueves, 18 de julio de 2019

Lo natural es pensar

¡A darle al coco este verano! Hoy os traemos un crucigrama con seres vivos relacionados con las playas en esta estación. A ver qué tal se os da.







miércoles, 17 de julio de 2019

VIAJANDO POR ESCOCIA - V -

Después de nuestra aventura con el coche de ayer, amanecemos en Ulva Villa, nuestro alojamiento en Oban y recibimos el día con un desayuno a base de zumo, té, tostadas, yogur, galletas, huevos revueltos y salmón. Como no disponemos todavía de coche, dedicamos la mañana a visitar ese maravilloso y tranquilo pueblo costero. Disfrutamos de sus calles limpias y acogedoras, de su puerto y de las vistas desde las ruinas de McCaig's Tower.

Después de comer, pasamos una tarde ajetreada intentando ponernos en contacto con la compañía de alquiler de coches. Finalmente, ante la imposibilidad de conseguir un coche del aeropuerto de Edimbrugo, nos ofrecen una solución: desplazarnos hasta Glasgow, donde nos darían un nuevo vehículo, y luego conducir de vuelta hasta Oban. Es un viajecito largo ¡tres horas! Pero esa pequeña incomodidad parece menor ante la amabilidad de nuestra casera (que nos acerca en coche hasta la estación), los paisajes que vemos desde el tren y el alivio de poder reanudar nuestro periplo, aunque regresemos tarde a nuestro alojamiento.

Al día siguiente, ya de nuevo con libertad de movimiento, y después de otro copioso desayuno, nos despedimos de nuestra amable casera y ponemos rumbo a la zona de Glencoe, cuyos verdes y amplios valles son de una belleza singular (en ellos se han rodado muchas películas). Hacemos una pequeña ruta junto a un río salmonero que parte del pueblecito de Kinlochleven, y nos empapamos de su naturaleza. Tras esto, hacemos una parada en el pueblo de Fort William, donde aprovechamos para comer, descubrimos una tienda dedicada únicamente a la Geología (¡nada menos!), y desde allí nos señalan cómo emprender otra pequeña ruta que lleva a la catarata de Steall Waterfall. No nos da tiempo a llegar hasta el final, pero sí hacemos suficiente camino como para ver dos de las cascadas.

Ya solo nos queda llegar hasta nuestro siguiente alojamiento, en la isla de Skye. Nos despistamos un poco, y al final, nuestra nueva casera, tan amable como la reputación de estas gentes, sale a buscarnos para guiarnos en coche hasta allí. mañana podremos conocer un poco más la isla ¡Y llevarnos una gran sorpresa! Pero eso será en la siguiente entrada; mientras tanto, disfrutad de las fotos de estas dos jornadas...




Mamá cisne con sus polluelos






Prodigando amorosos cuidados






El pueblo costero de Oban






Una vista desde el pueblo






En el puerto de Oban






Dos araos aliblancos en el puerto






En las calles de Oban






Una vista de Oban desde McCaig's Tower






McCaig's Tower






Entre hortensias






Otra vista de McCaig's Tower






Un suculento plato de fish & chips






Un curioso banco de Kinlochleven






Junto al río






Juntos en Kinlochleven






Escultura de madera de un salmón






Un río de Kinlochleven






¡La calle de Rob Roy!






Iglesia en Fort William






La calle principal de Fort William






Otra iglesia más






Edificios llenos de historia y encanto






Camino a Steall Waterfall






Estampa de las Highlands






Una de las innumerables ovejas escocesas






La fama de los mosquitos escoceses






En el restaurante






Interior de la catedral de Fort William - I -






Interior de la catedral de Fort William - II -






Camino a Steall Waterfall






La cascada baja






Nuestra habitación en Skye